Rennês Le Chateau

“El enigma pendiente”

Este misterio, esta historia nos trasladará hasta un pequeño pueblo del sur de Francia, testigo mudo de uno de los mayores secretos y enigmas aún pendientes de desvelar.

 

Un descubrimiento, un hallazgo casual por parte del nuevo párroco del pueblo pondría posiblemente en jaque a alguien o a algún estamento, proveyendo a este humilde párroco recién llegado, de una importante cantidad de dinero. Pero empecemos por el principio

Saunière, el párroco humilde que tras llegar y hacerse cargo de su nueva parroquia encontraría por azar un "tesoro"
Un tesoro que aún a día de hoy se sigue buscando, aunque en realidad se sepa a ciencia cierta de que se trata.

François Berenger Saunière  en 1879 recibe órdenes para en 1885 hacerse cargo de su nuevo destino, una parroquia en el pequeño pueblo francés de Rennês Le Chateau, este nuevo destino era mayormente un castigo por sus habituales llamadas al orden de  sus superiores, así, este humilde cura pasaría a hacerse cargo de la parroquia consagrada a María Magdalena. Tras llegar a su destino, este cura pudo observar el mal estado de su nueva parroquia, pero contando con escasos recursos y algunas donaciones, emprendió la restauración, es probable que en esta iglesia hubiera tenido lugar la boda de Dagoberto II con Gizelle de Razès, un dato a tener en cuenta posteriormente.

 


Las obras habían comenzado, pero cual sería la sorpresa cuando tras mover una de las columnas aparecerían ciertos documentos guardados en tubos de madera, siendo los mismos obreros testigos del hallazgo, sea lo que fuere lo que encontró y sea cual fuere el mensaje escrito en aquellos pergaminos, lo cierto es que tras este descubrimiento, el humilde párroco pasaría a vivir como un adinerado, restaurando totalmente la iglesia y convirtiendo aquel pequeño pueblo en un punto de reunión de nobles y destacadas personalidades, incluso llegaría a gastar una muy importante cantidad de dinero rehabilitando por completo el angosto camino de entrada al pueblo para convertirlo en el acceso que hoy podemos ver y transitar.

Fotografía de la columna donde fueron encontrados los escritos, la primera pista de un tesoro.


Todo cambió para el pueblo y sus vecinos, pasando aquella tranquila aldea a convertirse en un punto de referencia para diferentes personalidades del momento.
La pregunta ha hacerse es obvia y aún a día de hoy no tiene una respuesta segura, ¿Qué encontró Saunière? ¿Qué desvelaban aquellos escritos? Insisto, en que aún a día de hoy se desconoce, a pesar de las múltiples investigaciones llevadas a cabo, pero lo cierto es que ese hallazgo volvió a sacar a relucir las historias sobre tesoros escondidos.

Saunière guardaba un estricto silencio acerca de la proveniencia de sus ingresos, pero determinadas acciones llevadas por este, nos pueden poner tras la pista de lo que posiblemente ocultaban aquellos pergaminos encontrados, es altamente probable que la fortuna de este párroco proviniese de determinadas sociedades y personalidades vinculadas al secreto que desvelaban aquellos escritos, hoy en día estos pergaminos permanecen ocultos, un secreto que sea verdad o mentira parece que se quiera esconder a cualquier precio.

El contenido de los documentos que Saunère encontró, en principio no parecían ser importantes ni desvelar gran cosa, “simples” pasajes en latín, pero al observarse estos documentos con atención es posible y salta a la vista que determinadas letras sobresalen de las demás, formando un mensaje escrito no en latín, si no en francés:

“a dagobert II roi
Et a sion est
Ce tresor et
Il est la mort

“Este tesoro pertenece al rey Dagoberto II  y a Sion donde yace muerto”

Documentos encontrados por Saunière, determinadas letras son resaltadas para formar:

“a dagobert II roi
Et a sion est
Ce tresor et
Il est la mort"


Sion correspondería a Jerusalén, si buscamos un tesoro en esta ciudad, es lo más probable que se trate del tesoro del rey Salomón, el tesoro del templo saqueado por las tropas romanas al mando del emperador Titus, en el año 70 D.C. posteriormente y mediante diferentes saqueos el tesoro sería llevado hasta un fortín, lo que hoy es la pequeña aldea de Rennês Le Chateau, exactamente no se conoce en que consistía todo este tesoro, tal vez contenía las tablas de Moisés o tal vez el arca de la alianza, pero lo cierto es que no se volvió a saber de él, ¿sería posible que la inmensa fortuna del párroco proviniese del tesoro del rey salomón? Pero según los documentos encontrados por el cura este tesoro no tan solo era de Jerusalén, el tesoro también pertenecía a Dagoberto II, así que, ¿Quién era este Dagoberto II y que relación tiene en esta historia?

El Terrible Asmodeu, el diablo Bíblico que ayudaría en la construcción del templo del Rey Salomón, "Rex Mundi"
Señor de este mundo y guardián de los tesoros, una terrible imagen que nos encontramos justo a la entrada de la iglesia. Un diablo sosteniendo la pila bautismal y más arriba unas enigmáticas inscripciones pareciendo aludir al Priorato de Sion, los encargados de mantener en secreto y proteger la descendencia de Jesús hasta nuestros días.


Fue San Dagoberto, rey de los Francos Merovingios, casado con Gizelle, sobrina del emperador de los visigodos, este fue asesinado en el año 679 d.c. pasando su esposa y su hija a esconderse en lo que hoy es Rennês Le Chateau, esto parece ser evidenciado mediante otro descubrimiento de Saunière mientras realizaba las obras de restauración, una losa parece hacer referencia al rescate y traslado del hijo de Dagoberto II a lomos de un caballo para ser puesto a salvo. Es del todo altamente probable que el tesoro del Rey Salomón fuera inmenso, incalculable, sin embargo si el descubrimiento de este párroco se tratara de oro o riquezas de aquella época forzosamente habrían dejado alguna pista, algún rastro a seguir, no sería nada fácil que pasase inadvertido.

La losa de los caballeros representando la huida y puesta a salvo de la hija de Dagoberto II rey de los Francos Merovingios.


Otra pista más a tener en cuenta fue el cuadro que Saunière mandó copiar, el cuadro se trata de “Les bergers de l`Arcadie II” de Nicolás Pussin, en este cuadro podemos observar unos pastores alrededor de una tumba junto a una misteriosa mujer y una no menos enigmática inscripción en la lápida: “Et in Arcadia Ego” (en la Arcadia estoy), tal vez esta tumba hiciera referencia a una cercana al pueblo de Rennês, tal vez la tumba de alguna persona importante, así y si hacemos caso de esta nueva pista, sería más probable que lo que realmente encontró el párroco no fuera un tesoro en sí, si no una genealogía, posiblemente la ubicación de una tumba, la tumba del mismo Jesús de Nazaret. Si se van ordenado las letras de la inscripción de la lápida es posible conformar la frase “Aquí en la tumba de Dios” Si lo que encontró el cura fue la ubicación de esta tumba, sería posible que los altos ingresos proviniesen de determinados estamentos a los que hiciera chantaje con el fin de no desvelar el misterio.
Saunière parece haber dejado pistas y haber eliminado otras, este proceder me recuerda las palabras del ocultista Manuel Seral Coca, quien en una de sus clases decía:
”los labios del maestro permanecerán cerrados hasta que aparezca el oído presto a escuchar”

Tal vez este cura fue dejando pistas para que quien realmente tuviera de descubrirlas así lo hiciera. Una de las cosas que más llama la atención del visitante a Rennês Le Chateau es la inscripción que hay sobre la puerta de la iglesia “Terribilis est locus iste” (este es un lugar terrible) ¿A que se podía referir este párroco con esta inscripción? La Biblia en el libro de Génesis, 28, 17 nos dice:
Y se llenó de temor, y añadió: “¡Cuan inspirador de temor es este lugar!” Esta no es otra cosa sino la casa de Dios, y esta es la puerta de los cielos.
 Pudiera ser que el cura hiciera referencia a este lugar como el conocido en la Biblia con el nombre de Betel, el lugar concreto de este mundo que une la tierra con el cielo, todo esto parece evidenciar la posible ubicación de la tumba del propio Jesús.

La inscripción que Saunière mando poner en la iglesia es extremecedora y cuanto menos enigmática, "Este es un lugar terrible"
Posiblemente haciendo alusión a la morada Bíblica de Dios.


Algunos de los detalles que este extravagante párroco mandó construir son asombrosos e inquietantes, la única iglesia en cuya entrada podemos observar la figura de un diablo sosteniendo la pila bautismal, pero no se trata de un diablo cualquiera si no de Asmudeo, el diablo bíblico que ayudó en la construcción del templo de Salomón y que es conocido como el guardián de los tesoros, “Rex mundi” el rey y señor de la tierra, esta aterradora figura parece volver a evidenciar la custodia de un tesoro, toda la iglesia está llena de pistas, pero, ¿deberíamos seguirlas todas? ¿Por que no poner pistas falsas con el fin de esconder más aún si cabe el secreto? Tal vez esto no fuera del todo necesario, este mismo cura eliminó algunas pistas, como por ejemplo borró del cementerio la inscripción de una lápida que en su día marcó la tumba de una gran dama del siglo XVIII, la dama de Blanchefort, la última descendiente de Bertrán de Blanchefort el cuarto maestro de los caballeros templarios, tal vez la inscripción de esta lápida diera alguna pista clara sobre el secreto de Rennês, de seguro que si se tomó el cura tantas molestias, es muy probable que la respuesta fuese afirmativa, otra teoría más a tener en cuenta es que en este pueblo se encontrase oculto el secreto de los templarios.
Pero podemos encontrar otros misterios dentro de la iglesia, un extraño y enigmático Vía Crucis mandó construir Saunière, encontramos pues, nuevas pistas, por ejemplo, el Vía Crucis está orientado en dirección contraria a la habitual, la imagen más llamativa la encontramos en la Estación XIV donde Jesús es transportado sangrante en la noche, la imagen clásica para esta estación sería la de Jesús resucitado y elevándose sobre el sepulcro, esta estación parece querer transmitir que Jesús no murió en la cruz si no que sería trasladado aún con vida, ciertamente la muerte en la cruz, era una agonía lenta, por lo que el condenado pasaba muchas horas de sufrimiento antes de la muerte, el mismo emperador romano se sorprendió cuando le fue comunicado que a las pocas horas Jesús había muerto, aunque hay que aclarar también que Jesús ya había sufrido gran agonía antes de ser conducido a la cruz por lo que obligatoriamente su cuerpo se encontraría con muy pocas fuerzas, y tal vez su muerte no viniera de la crucifixión si no de la corona de espinas que producirían lesiones mortales en la cabeza. Todo el Vía Crucis está lleno de errores que no pasarían inadvertidos para un cura católico por lo que está clara la intención del párroco de mandar un mensaje cifrado.
Posiblemente nuestro cura quisiera transmitir el mensaje cifrado de que Jesús no murió en la cruz, ya que como muestra la estación, aparece un cuerpo sangrante y los muertos no sangran, huiría al sur de Francia o bien sí le llegase  la muerte y lo que fuese llevado sería el cuerpo sin vida para que encontrase reposo eterno en el lugar.

Toda la iglesia es un misterio en sí. "Cuantas más veces visito este lugar, más enigmas encuentro"

Francisco Recio.

 

Otro de los más llamativos enigmas es el de las dos figuras del altar, aparecen José y la Virgen Maria, cada uno sosteniendo un niño, aparentemente gemelos, desde luego la Biblia es clara en este tema, Jesús sí tuvo hermanos y uno mayor gemelo, me refiero a Juan el Bautista, así, estas imágenes podrían evidenciar este hecho, sin embargo otros investigadores apuntan otra posibilidad, la de que estas figuras realmente hagan referencia no a José ni a la Virgen María, si no de que sean Jesús de Nazaret y Maria Magdalena, esta es la teoría más aceptada, la de que Jesús tuviera esposa y precisamente esta fuese María Magdalena,  la que proveyera materialmente a Jesús y sus discípulos durante su predicación en Galilea, y a la que anteriormente Jesús curaría expulsando a los siete demonios que llevaba en su interior, también María Magdalena fue la primera testigo según los evangelios de la resurrección de Jesús.
Pero en este punto la historia se complica aún más, si tuvo descendencia Jesús obligatoriamente tuvo esposa y esta la asociaríamos con María Magdalena, tal vez el nombre de María Magdalena no fuese un nombre en sí, si no un título, el titulo que se otorgaba a las ungidas que daban un descendiente a la casa de David, es probable que las propias bodas de Caná a las que hace referencia la Biblia en realidad se tratase de la propia boda de Jesús con Maria Magdalena, esta misma figura también se asocia con Maria de Betania, hermana de Lázaro y curiosamente Saunière mando construir una villa a la que pondría el nombre de “Villa Betania” en los evangelios apócrifos Maria aparece como discípula de Jesús y con una relación muy cercana a este. También en concreto el evangelio de Felipe habla de la Magdalena como la “compañera” de este.
En la Palestina de aquella época era muy extraño que un hombre a la edad de Jesús estuviera soltero ya que podía ir en contra de la “ley” pero tampoco este hecho sería insólito, por ejemplo el mismo Pablo de Tarso, discípulo de Jesús era un predicador célibe, sin esposa.

Dos imágenes sobre el altar, la de José y María, sosteniendo dos niños al parecer gemelos, sus hijos, Juan el Bautista y Jesús de Nazaret, ¿O la descendencia de este?

 

Otra referencia en los evangelios apócrifos nos habla de la envidia que suscitaba la Magdalena sobre todo a Pedro, preguntándole a Jesús por que la besaba en la boca y él contestándole diciéndole de que a ella “la quería de otra manera” se trataba de un amor diferente.
Posiblemente lo que Saunière encontró, bien pudiera ser la genealogía del propio Jesús, la prueba de su boda con la Magdalena y lo más importante, su descendencia, la sangre real, así el famoso Santo Grial no sería en sí la copa donde José de Arimatea recogiera la sangre de Cristo crucificado si no que haría referencia a la sangre real, al útero de la Magdalena como portador de la simiente real de Jesús, otros investigadores relacionan esta descendencia con las figuras del altar de la iglesia de Rennês Le Chateau, con la de los niños gemelos, los posibles hijos de  Jesús, o tan solo haciendo referencia a una teoría bastante aceptada, a la hija de Jesús y la Magdalena.

La Tour Magdala, que mandaría construir el abad y donde aposentaría su biblioteca.
Magdalena cuyo significado es torre, aludiendo a lo alto fuera de lo común, símbolo de grandeza, en honor de la Magdalena, la misma Maria de Betania, ya que Magdalena no era un nombre en sí, si no un título que se otorgaba a las mujeres que daban un hijo a la casa de David y Jesús pertenecía a la casa de David.


Encontramos más referencias a esta mujer en Rennês, por ejemplo la más llamativa. Saunière mando construir en la villa Betania una torre, a la que dio el nombre de tour Magdala donde aposentaría su biblioteca, en hebreo magdala significa literalmente “torre” con un significado de lo elevado y magnífico fuera de lo común, una torre erigida en honor de la Magdalena.  Es obvio la importancia de esta mujer en torno al secreto de Rennês Le Chateau, cada vez somos más lo que apostamos por que el verdadero tesoro sería en sí la Magdalena y el Santo Grial, ella misma con la semilla de su esposo, Jesús de Nazaret, pero de ser esto así por que en los evangelios no se habla con mayor claridad, la respuesta también es obvia, en aquellos tiempos, de Jesús haber tenido descendencia habría de ser ocultada dada la gran importancia que tendría y la amenaza que supondría tanto para el rey Herodes como para el régimen de aquella época.

Con la moderna tecnología hace unos años fue descubierto un cofre en los cimientos de la torre Magdala, pero las excavaciones no parecen haber
descubierto el tesoro. Se está a la espera de los permisos pertinentes ya que es posible se encuentren más hallazgos en los cimientos.

Todo este pequeño pueblo es un misterio en sí, otro de los cuales cabe una mención especial es un efecto lumínico, las manzanas azules, cada 17 de enero con los primeros rayos de luz del amanecer, coincidiendo con el solsticio de invierno y con la festividad católica de San Antonio Abad, además de ser un 17 de enero la fecha de la muerte de Saunière, para muchos asesinado, ya que antes de su muerte ya se había encargado su ataúd, pero volviendo al tema de las manzanas azules, son muchos los que ven un simbolismo iniciativo y no es de extrañar ya que el mismo párroco pertenecía a sociedades secretas, pues bien, con los primeros rayos de luz de cada 17 de enero, al cruzar por la vidriera se produce un efecto luminoso como de tres llamas azules en forma de manzana que recorren la iglesia hasta converger en el cáliz situado en el centro del altar, como simbolismo del útero femenino, la diosa y en este caso asociado al culto de la Magdalena, tal vez este trío haga alusión a la santísima trinidad, pero no al Dios padre, Dios hijo y Dios espíritu santo, si no más bien al Dios Padre, la Diosa Madre y al Dios hijo o hija, la explicación más oscura es vista como que la manzana es el símbolo del pecado original de Adán y Eva y asociado a cultos de tendencia luciferina.
La imagen del altar es la magdalena junto a un cráneo, muy posiblemente haciendo alusión a la iniciación masónica, otros son los que creen ver en el suelo sobre el que se posa la imagen diabólica sosteniendo la pila bautismal y que está formado por losas blancas y negras, la eterna lucha entre el bien y el mal, el rito maniqueo, un tablero de ajedrez con simbolismo iniciático  masónico, sin embargo yo no lo creo así, estas losas no forman un tablero de ajedrez, más bien eran las clásicas y habituales losas tan usadas en aquella época. Muchas son las inscripciones que en diferentes lugares aparecen como PS, aludiendo probablemente a la orden del Priorato de Sión, tan afirmada por muchos y negada por otros tantos, cuya finalidad sería la preservar el linaje de Jesús, preservar y proteger en secreto su descendencia hasta nuestros días.

La original tumba del abad Saunière, muerto a la edad iniciática de 33 años y cuya lápida fue encargada antes de su muerte, el mismo párroco se pasaba noches merodeando por el cementerio en busca, no se sabe de que, por lo que pudiera dar a entender que no era conocedor de la totalidad del secreto.


Nuestra historia culmina con la muerte de François Berenger Saunière, justamente a la edad misma de 33 años, edad iniciática, la misma edad de la supuesta muerte de Jesús, con un ataúd y una lápida mandada fabricar antes de su muerte, cuando gozaba de una excelente salud, al parecer intentó revelar el secreto o parte de él al cura que en el lecho de muerte le iba a dar la extrema unción, pero tras hablarle, este se negó a dársela y únicamente accedería tras su muerte.
Todo parece una trama digna de la mejor novela de intriga y misterio y aún se puede complicar más, según parece el verdadero conocedor del secreto, es el abad Boudet vecino del pueblo cercano de Rennês Les Bains y que nunca llegaría a contar en su totalidad el secreto a Saunière, hasta el momento de su muerte,  aunque el misterio mayor sigue residiendo en el abad de Rennês Le Chateau.
Son muchos los que dicen e incluso afirman que no existe secreto alguno en Rennès Le Chateau, pero los escritos originales aún sigue siendo un misterio quien los custodia o donde están, tal vez guardados en secreto por alguna logia o incluso en el mismo Vaticano, sea como sea todo parece evidenciar que el secreto se quiere guardar como eso, un secreto.

 

 

 

 

La nueva ubicación de la tumba del abad, sin embargo no he podido encontar ninguna referencia al traslado de sus restos mortales, por lo que me hace pensar que este mausoleo es más bien cuestión de marketing ya que los visitantes desean ver la tumba, pero el cementerio fue cerrado a los visitantes por las quejas de los vecinos.


Cada vez somos más los que vemos factible la posibilidad de que Jesús contrajera matrimonio con Maria Magdalena, sin embargo, ¿ cambiaría el mensaje de Jesús? ¿Acaso sería diferente o peor? Desde luego su mensaje seguiría siendo el mismo e incluso a mi parecer mejor, en todo caso perjudicaría a la iglesia, realmente de haber Jesús tenido descendencia, esta sería su legítima heredera y no el Papa, por otra parte están los que afirman lo contrario, que Jesús no puede estar enterrado ya que tras su muerte ascendió a los cielos quedando culminada su misión y no tendría descendencia ya que si como dice la Biblia, todos somos hijos de Dios, todos seríamos sus herederos. El tema da mucho de sí y para no menos teorías, ya que todas de alguna manera parecen sostenerse , pero lo cierto es que hay demasiadas alusiones a la Magdalena, en definitiva a la Diosa Madre y muy probablemente esta sea María Magdalena la verdadera primera piedra del cristianismo.

 

Castillo cataro, los cataros, esos mal llamados hombres buenos muy posiblemente serían conocedores del enigma de Rennês Le Chateau y custodios durante algún tiempo de su "tesoro"
De tratarse del tesoro del templo del Rey Salomón, se sabe que tras ser saqueado el templo por los romanos fue llevado hasta el sur de Francia donde probablemente se ocultaría, pasando muy su secreto a los cataros, los repudiados por la iglesia católica, una secta sin existencia de un infierno ni condena eterna se hacía mucho más atrayente para el pueblo que la dogmática iglesia católica de aquellos tiempos, por lo que pronto se convertirían en un estorbo y sería decidida su exterminación, pero su secreto sería ocultado, "su tesoro"

 


ARTICULOS

 

 

Fran Recio.

Delegación Cataluña SEAMP © 2007